LLAMAMIENTO A LOS ACTIVISTAS INTERNACIONALES


HEMOS VUELTO A ROMPER EL BLOQUEO NAVAL A GAZA.
LLAMAMIENTO A LOS ACTIVISTAS INTERNACIONALES.

clip_image002
clip_image003

Manu Abu Carlos

8/11/2012

Esta mañana hemos vuelto a salir con pescadores de Gaza, pero a diferencia de otras ocasiones, esta vez hemos ido organizados como una pequeña flotilla, cinco barcos de pesca. Hemos salido de puerto a las 8 de la mañana, y nos hemos dirigido directamente hacia el oeste, a romper el bloqueo naval a Gaza. Cuando cruzamos el límite de las tres millas, los barcos de guerra israelíes atacaron a los dos botes que cerraban nuestra flotilla, y que iban un poco rezagados. Este ataque fue con fuego real y con cañones de agua. No pudieron seguir adelante.

Los tres restantes sí seguimos, con un barco sionista siempre cerca, disparándonos con el cañón de agua, pero sin que ésta llegase hasta nosotros; acercándose de forma temeraria a nuestras embarcaciones, cruzándose por delante ellas a pocos centímetros de distancia, intentando cortar la trayectoria, y con ella nuestro avance.

Pero el arrojo de los pescadores era tremendo, su decisión, inalterable. Mientras se pudiese, seguirían avanzando.

Íbamos pidiendo los datos de la distancia a la que nos encontrábamos, 4,5 millas, estábamos contentos, los pescadores podrían acceder a capturas más importantes; 5,5 millas, caras de mucha alegría entre todos, parecía una distancia inalcanzable; 5,9 millas, no terminábamos de creérnoslo.

Ataque sionista.

Empezaron atacando a uno de los dos barcos en el que no había internacionales, atacaban como si les debieran dinero. El cañón de agua tenía una presión que dolía verlo. Estaban atacando el barco en el que nosotros salimos la última vez. Duele mucho más cuando lo ves desde fuera, sin poder hacer nada. Impotencia.

Después pararon un poco, siguieron dando vueltas alrededor del grupo, intentando disuadirnos, pero seguimos adelante. Y otro ataque contra el mismo barco. Con saña, ahogando la cabina, persiguiendo a cada uno de los pescadores que sólo hacían señales pidiendo que parasen el ataque. Pero los piratas uniformados seguían con lo suyo, una y otra vez. Uno y otro ataque. Atacaron también nuestro barco, pero de un modo mucho más moderado.

Los pescadores seguían avanzando, parecía imposible, pero lo hacían. Se sentían protegidos por nuestra presencia. LLEGAMOS A 6,5 MILLAS.

 Estuvimos navegando en paralelo a la costa en dirección sur un rato, con embestidas sionistas.

A esa distancia, empezaron los pescadores a recoger las redes, y empezó la bacanal de violencia de los sionistas. Se dirigieron al mismo barco de antes y le dispararon el cañón con toda la presión posible, era arriesgadísimo para los pescadores realizar su cometido, se estaban jugando literalmente la vida, era imposible hacerlo, pero no tenían otra opción.

Con su ataque consiguieron que las redes de nuestro barco y las del que estaba siendo atacado se enredasen, y con ello consiguieron que el otro barco perdiese todo la pesca, y el nuestro la mayoría. Fue realmente frustrante.

Se nos quedó un sabor agridulce: Por un lado habíamos conseguido romper el bloqueo, y de un modo amplio, nos comentaron después que la última vez que se llegó a ese punto fue en 2009, cuando nuestro querido, recordado y añorado Vittorio Arrigoni acompañó a un barco hasta las siete millas, y terminaron arrestados él y los pescadores; por otro lado teníamos el sabor amargo de que esto no hubiese servido, como la última vez, para que la pesca fuese excelente.

Después de esto, con las redes recogidas, y cuando ya nos encaminábamos en dirección a la costa, los militares sionistas se dirigieron a nosotros a darnos un último baño, de momento. Este ataque duró una hora y media.

Varias horas después lo intentamos de nuevo, esta vez en solitario, después del último ataque salimos cada uno por un lado. Nos dirigimos hacia la zona prohibida, sin rodeos, en perpendicular a la costa. Cuando la nave sionista se cercioró de nuestra intención se vino hacia nosotros a toda velocidad. Se pararon a muy poca distancia de nosotros, en paralelo. Podíamos ver sus caras, sus risas, sus gestos groseros y provocadores. Nuestra posición era a 4,5 millas de la costa, HABÍAMOS ROTO DE NUEVO EL BLOQUEO NAVAL A GAZA. Estábamos convencidos de que iban a arrestarnos, pero en ese momento se pusieron a hacer esa especie de remolino que hace que la zona se convierta en una montaña rusa. Tras unos interminables minutos de esta locura, pasaron a dispararnos de nuevo con agua a toda presión, se ve que nos quieren bien limpios.

Para mí ha sido el ataque más duro que hemos recibido, la presión del agua era tremenda, te tiraba para atrás. Este ataque duró sólo unos quince minutos, pero parecieron semanas.

 Con estas acciones nosotros buscamos dos objetivos:

 El primero es el de romper el ilegal y criminal bloqueo a que está sometida la Franja de Gaza por parte de la entidad sionista.

 El segundo es el de ayudar a los pescadores a los que acompañemos a tener una buena pesca ese día. Somos conscientes de que con esto no resolvemos el problema de los pescadores de Gaza, ni siquiera, de forma estable, el de esos a los que acompañamos, pero un buen día de pesca puede aliviar un poco las escuálidas finanzas de bastantes familias.

Agradecemos cualquier ayuda a difundir nuestras acciones, pero siempre con el respeto necesario a los que estamos haciendo el trabajo. Aquí no hay generales, ni los necesitamos, aquí lo que necesitamos es a compañeros y compañeras dispuestos a venirse con nosotros a acompañar a los pescadores, e intentar conseguir estos dos objetivos.

 En este momento sólo somos tres los activistas internacionales que hacemos esto: Rosa Schiano, Sarah Claude y yo, pero para llevar a cabo estas acciones con unas mínimas garantías de seguridad, necesitaríamos un grupo de entre diez y quince activistas.

En mi opinión es prioritario para las organizaciones amigas de la Causa Palestina el hacer llamamientos a que los brigadistas internacionales tenga a la Franja de Gaza como un destino cuya necesidad de su presencia es urgente.

 Gaza está asfixiada, y sólo la Solidaridad Internacional (y digo Solidaridad, no caridad ni ayuda humanitaria ni…, digo SO-LI-DA-RI-DAD) puede darle el oxígeno que necesita para seguir resistiendo.

Son muchos los caminos de la resistencia, éste es uno importante.

 VIVA PALESTINA LIBRE!!!!!


Logo peq E

difusión peq

Anuncios

, , ,

  1. Los herederos de Vittorio Arrigoni heredan el mar de Gaza «

Bienvenidos / Welcome / Bienvenue / اهلاً و سهلاً بكم

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: