UNA MADRE


UNA MADRE

clip_image002

ÁLVARO HERRÁIZ SAN MARTÍN

Se enfrenta con entereza a las abatidas de la vida

Y una madre, que quizás no es la mía, deja pasar el tiempo de la desgracia, del secuestro de un hijo que dejó de ser niño para luchar su futuro. Un hijo, que escogió luchar e intentar reconvertir el presente en justicia, siendo el odio y la injusticia los impunes verdugos que injustamente juzgaron a su hijo por luchar, por una lucha que, una madre, docta palabra, declara firmemente como justa.

Y a la razón de una madre se le une la persistencia, y esa persistencia no requiere espera, sino que es una madre quien toma el relevo de un hijo para continuar luchando, por todo cuanto acontece y el hándicap de un hijo bajo la tristeza de un yugo que intentó romper, quizás en ese preciso momento, su madre no estaba con él.

Y por una madre pasarán años, quizás arrugas, pero nunca pasarán ni decaerá una fuerza que suprima el ansia de volver a verle, abrazarle, y sentir que la sangre que le han provocado se puede convertir en la que aparece tras volver a ver a un hijo nacer.

Quizás no es mi madre, quizás no haya cruzado palabra con ella, pero una mirada de angustia, más cargada de fuerza y orgullo, me advierte que estoy frente una guerrillera, frente una resistente… en efecto, lo que viene siendo la perfecta definición de “una madre”.

Anuncios

, , ,

  1. Deja un comentario

Bienvenidos / Welcome / Bienvenue / اهلاً و سهلاً بكم

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: