El partido racista, homófobo y ultranacionalista Sionismo Religioso fue el gran ganador de las últimas elecciones en Israel. También es un perfecto reflejo de hacia dónde se dirige el país.

Jonathan Ofir

Israel acaba de celebrar sus elecciones y los ganadores pertenecen a un bloque político de corte extremista, nacionalista y fundamentalista religioso sin precedentes, liderado por el Likud (32 escaños), el Sionismo Religioso, (14 escaños), el Shas (11 escaños) y el Judaísmo Unido de la Torá (7 escaños). Mientras que el Likud, el Shas y el Judaísmo Unido de la Torá son partidos tradicionales bastante conocidos, el apoyo al Sionismo Religioso se ha disparado en los últimos meses, y sus líderes siguen siendo relativamente desconocidos.

Dado que el Sionismo Religioso obtuvo 14 escaños en las elecciones israelíes, a continuación se presenta un resumen de los 14 principales miembros de la lista que formarán parte, casi con toda seguridad, del próximo gobierno israelí.

Seguir leyendo en:


Anuncio publicitario