image

Mundo – Cultura y Espectáculos – Tecnología – Salud – Ciencia – Educación– Sociedad

Editorial de PALESTINA HOY 3 de mayo de 2012 Por: Abdo Tounsi – TunSol

¡No digas a madre que estoy ciego!

image

“Ella me verá pero yo no la veo. Sonrío y le engaño cuando me enseña las fotos de mis hermanos de mis amigos y vecinos a través de la ventanilla de la sala de visitas en la cárcel, ella no sabe que ya soy ciego después de que la enfermedad se apoderó de mis ojos, no le digas que estoy esperando ser operado desde hace años, que mis carceleros delatan y dejan que mis ojos pierdan la luz…” Esto es un extracto del relato que escribió el preso Mohammed Brash, explicando su situación en las cárceles del Estado sionista y el por qué él y sus compañeros presos palestinos han decidido declarar la huelga de hambre.

Esta es una historia de miles de historias similares a otras de 5.000 presos que malviven en las celdas, algunos están en régimen de aislamiento que no ven la luz desde largos años y algunos enfermos que no encuentran cura, y otros pasaron su juventud en la cárcel y llegaron al otoño de la vida sin la esperanzas de poder morir entre los suyos.

Este sufrimiento empujó a muchos presos a ir a la huelga de hambre desde hace más de dos meses y se unió a ellos en 17 de abril otros 1.300 prisioneros más, incluyendo los presos en huelga de hambre no sólo de comida también de agua, huelga severa que amenaza sus vidas de forma inmediata.

Las protestas empezaron en la cárceles del Estado sionista cuando Jadder Adnan (35 años) la llevó a cabo durante 66 días, seguido por Hanaa Shalabi cautiva (27 años) en huelga de hambre por unos 50 días, luego aumentó el número de huelguistas desde hace dos meses, hasta llegar a 2.000 actualmente.

Presidente del Asociación del Preso Palestino Qaddura Fares dijo que 14 presos están aislados en celdas separadas, de ellos quien no ha visto a su familia ni la luz hizo en 12 años, como en el caso de preso Hassan Salameh, algunos llevan más de 30 años en prisión. Según el relato del preso Barghuti Nael que pasó 33 años y medio en cautiverio y que fue libertado por el acuerdo de intercambio de prisioneros a cambio de Gilad Shalit, que algunos colegas de las cárceles que pasó por ellas, ya son inválidos y están en sillas ruedas, no pueden valer por si mismos como por ejemplo entrar en el baño solo, otros sufren enfermedades mortales y crónicas tales como tumores cancerosos, corazón… etc.

El Gobierno del Estado sionista rechaza no sólo la liberación de los presos y o al menos los ancianos de ellos, también rechaza las mejores de condiciones de vida en la cárcel, el preso Barghouti apunta a 3 razones claves detrás de la huelga de hambre de los presos.

1.       Cientos de prisioneros no han visto sus familias desde hace muchos años, los presos de la franja de Gaza, las autoridades no les permite que sus familiares les visite desde la retirada israelí de la franja desde hace seis años, también eso le pasa a cientos de presos de Cisjordania que no tienen visitas por otras razones que impone el carcelero.

2.       La segunda razón es el régimen de aislamiento y la reclamación de su abolición hay, número de entre 12 y 20 presos están aislados en celdas unilateral solo les dejan salir una hora al día, esposados de manos y las piernas.

3.       La tercera razón es la inspección de noche despertando a los presos y maltratándoles y rompiendo sus pertenencias.

Por su parte, uno de los presos, que entraron en de huelga de hambre y ya lleva 58 días, los médicos le dijeron que ha perdido el sistema inmunológico y su vida corre peligro de muerte. El representante de la Fundación Mandela, cuenta que vio un preso en huelga de hambre en el hospital de Rammla en una silla de ruedas y que su estado es lamentable debido a la huelga y le dijo que sufría de dolor en el pecho y en el estómago y ve poco con su ojo izquierdo y ha perdido 34 kilogramos de peso. También se quejó de su detención en régimen de incomunicación que le causa bajada en azúcar y presión arterial, el aumento de los latidos del corazón y pérdida de cabello y sangrado de la boca y atrofia muscular.

Este informe es síntesis del publicado en un periódico londinense enviado por su corresponsal el día 27/4/2012 desde Ramallah.

image