image

Mundo – Cultura y Espectáculos – Tecnología – Salud – Ciencia – Educación– Sociedad

Editorial de PALESTINA HOY 19 de mayo de 2012 Por: Abdo Tounsi – TunSol

Solo ceden ante la rebelión

Aire de dignidad

La noticia: “Israel retira del “aislamiento” a 18 presos políticos palestinos

Desde el momento que se anunció que los presos palestinos han conseguido sus tres exigencias fundamentales para cesar en su huelga de hambre, salta a la prensa la expresión de “ACUERDO” una palabra intencionada para no utilizar el verbo que corresponde a la realidad “CEDER”. Israhell no acuerda nada con los palestinos, este Estado cuando se sienta a “negociar” solo crea unas circunstancias propicias para sus fines de perpetuar en su: ocupación, usurpación, tortura, Apartheid… pero aquí los vientos no han soplado a favor de la nave sionista, porque los valientes presos palestinos, han sabido utilizar lo que mejor entiende cualquier déspota: la fuerza de la rebelión. Y lo consiguieron haciendo que el Estado sionista cediera ante sus exigencias y su voluntad de luchar por la DIGNIDAD.

Bravo por los secuestrados en las cárceles del sionismo, éste es el primer paso para que tanto el Estado sionista como la “Autoridad palestina” entiendan el lenguaje que el pueblo utilizará cuando la sinrazón y el politiqueo vayan en su contra. La situación actual del pueblo palestino no da más de sí, para que siga su destino en manos de quien no oye el latido de su corazón, añorando JUSTICIA, LIBERTAD Y DIGNIDAD. Cualquier intento de volver atrás, como hemos visto estos días, pretender redundar en las mal llamadas conversaciones de paz o el persistir en la lucha estéril por el poder entre los políticos palestinos, será golpeado por la razón de la voluntad del pueblo palestino, inspirado en la numantina lucha por la DIGNIDAD de los presos palestinos, que nos enseñaron que el único lenguaje que entiende el sionismo es la rebelión que será el símbolo de la nueva INTIFADA.

Han cedido ante la rebelión y no por gusto, que nunca harán… Sacar a los presos de las celdas de aislamiento, permitir las visitas de familiares, anular las detenciones administrativas y  la mejora de la vida en el cautivo, fueron las tres exigencias fundamentales que los presos en huelga de hambre (más de 1600) dieron al traste con un mito de la FUERZA OCUPANTE, que consistía en tener el poder y la decisión. Se la arrancó la voluntad de los presos y se quedó en cueros ante la humanidad al descubrir sus vergüenzas de carcelero cruel y de dar marcha atrás en sus decisiones… perdiendo poder.

La tercera INTIFADA será la que ponga a cada uno en su sitio y el pueblo palestino levantará su bandera de la DIGNIDAD, respirando del aire de la rebelión en las cárceles, afirmando su voluntad de alcanzar la LIBERTAD.

image