image

Mundo – Cultura y Espectáculos – Tecnología – Salud – Ciencia – Educación– Sociedad

Editorial de PALESTINA HOY 9 de junio de 2012Por: Abdo Tounsi – TunSol

Europa pierde el concierto

image

La noticia: “El presidente francés expresa apoyo a creación de Estado palestino

Conciertos musicales en perfecta armonía que Europa presume tener y con todo derecho a ello, en toda su magnificencia, no pueden contagiar la política europea. El desconcierto de la política europea, hace resaltar la diferencia entre las dos artes, una al servicio de la belleza artística y otra al servicio del desorden y la pérdida de la sensatez. Es como estar drogada o algo por el estilo, con sus músicos que tocan cada uno una nota distinta, resultado de ese desconcierto; la producción de una tormenta de ruidos, que rompen los tímpanos de las ninfas en el mismísimo jardín del Edén.

Cada vez que hay asunto de gran interés continental o mundial, escuchamos esas malas notas, tocadas por nefastos músicos que no miran al director, siendo éste el armonizador de sus notas. No cabe duda que la orquesta con el nombre de LA UNIÓN EUROPEA ha perdido las notas y la dirección del director donde está la verdadera armonía de sus políticas. Políticas de un elefante en una cacharrería, rompiendo valiosas piezas de la justicia y los derechos humanos, algo que está minando las bases de sus valores, llegando a un círculo vicioso, alternando políticas contrarias al sentido común.

En lo que se refiere a la causa palestina, la desarmonía se agrava, porque en muchas ocasiones además huele, sin tapujos, a un tufo colonialista que precisamente fue el causante directo de la tragedia de los palestinos, como lo fue para millones de personas en el mundo árabe. No podemos olvidar que los ciudadanos de la cuenca del mar (lago) Mediterráneo, vivimos muy cerca unos de otros y hemos de tener una cooperación y un entendimiento positivo para el bienestar de nuestras sociedades, por múltiples razones. Cada vez que unos u otros de esta cuenca solo se miran al ombligo, perdemos la razón, negándonos el derecho del otro y menospreciando su cultura, con esta regla de tres, solo  cabe el enfrentamiento y la pérdida de la sensatez.

Todos podemos formar piezas de la maquina de la buena convivencia, el hecho de que estemos a lo largo de la historia de ir y venir por todas las direcciones de nuestro mar, nos ha dado un espacio idóneo para estar en consonancia para con el intercambio de beneficios mutuos, al servicio de la prosperidad. En ésta máquina podrán estar todos los ciudadanos de estas comunidades del maravilloso mosaico, no se debe excluir a ninguna comunidad: religiosa, nacional, étnica… etc.

Volviendo a Palestina, la idea de formar un Estado único para ese cuadro tecnicolor que pintó la naturaleza con su sabiduría, podría ser la mejor solución. Con una política sensata de la orquesta de un concierto europeo y unas notas de respeto a los DDHH, junto a todo lo que representa la valiosa cultura árabe-islámica, en sus variedades de comunidades religiosas y étnicas, el resultado debe ser maravilloso  (ojalá podamos recuperar la cordura) en toda esta máquina no caben: ni el colonialismo, ni el sionismo, ni ninguna política que no sea para alcanzar una convivencia de respeto e incluso admiración de unos a otros.

Si las comunidades de la cuenca del Mediterráneo crean confianzas entre ellas basadas en la justicia, habrá entendimiento y PAZ, que tanto añoramos. El fin de las ideas colonialistas dará forma a esta deseada máquina del bienestar.  

image