La sentencia que exculpa al ejército israelí de la muerte de la joven activista estadounidense Rachel Corrie no va a traer consuelo, ni justicia, a la familia de la víctima, pero tal vez sirva, al menos, para volver a poner sobre la mesa la cruda realidad de la política de demolición de viviendas palestinas que mantiene el Gobierno de Israel.

  1. Deja un comentario

Bienvenidos / Welcome / Bienvenue / اهلاً و سهلاً بكم

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: