A Los dignatarios egipcios que tengan piedad del pueblo palestino


clip_image004clip_image006

A Los dignatarios egipcios que tengan piedad del pueblo palestino

Abdel Bari Atwan clip_image002

Traducido por: Jalil Sadaka – TunSol

La mayoría de los regímenes árabes ante cualquier crisis interna, suelen buscar un chivo expiatorio para echarla la culpa, normalmente  sin ningún fundamento. Los chivos expiatorios por excelencia han sido casi siempre los palestinos. Se inventan las acusaciones, y se difunden los rumores, sin repararse en las consecuencias de fomentar el odio, insidias, o posibles masacres, como ocurrió algunas veces.

Los ejemplos son mucho, en Kuwait durante la ocupación por el ejército de Sadam Hussein, los palestinos pagaron un alto precio, a pesar de que en su gran mayoría estaban en contra  de la ocupación, y solicitaban la retirada completa de las tropas de Sadam. En Iraq los palestinos, fueron víctimas de innumerables masacres a manos de las odiosas milicias sectarias con los mismos o parecidos pretexto. Estos dolorosos hechos se repiten  en la actualidad  en el campo de los refugiados de  al Yarmuk (Siria) y antes en el campo de Nahr el-Bared,  norte del (Líbano)… Recordemos, en esta serie de insidias también, la expulsión de miles de palestinos de  libia decretada por Gadafi, simplemente por sus diferencias políticas con el liderazgo palestino.  

Algunos medios de comunicaciones egipcios, sobre todo canales de televisión, repiten el mismo guion mediante la  difusión  esto  días rumores sobre supuesta entrada en el país de siete mil militantes de Hamas, a través de los túneles de Gaza: se les atribuyen  misiones contradictorias y disparatadas  según estos medios, algunos dicen que vienen  a cometer  actos de sabotaje, otros para   proteger el palacio presidencial egipcio , algunos  incluso forzar la salida de los criminales de las  cárceles.

Estos rumores e insidias que de difunden insistentemente, van creciendo como una bola de nieve con el posibilidad de  calar entre la población poco informada. Se suele   destaca el terror que pueden causar estos “invasores palestinos de la tierra de Egipto” perteneciente a Hamas.  En la coyuntura actual de enfrentamiento en Egipto, se resalta  que vienen para inclinar la balanza a favor de Mursi y del Movimiento de los Hermanos Musulmanes frente a sus contrincantes, liberales y laicos encuadrados en el Frente de Salvación, liderado por al Baradi.

El intento de involucrar a Hamas y por tanto a los palestinos en general, mediante estos rumores, es sumamente maquiavélico, puesto se  aprovechando la afinidad ideológica política entre Hamas, y el partido que gobierna en Egipto, ya que  ambos pertenecen al mismo Movimiento de los Hermanos Musulmanes. Incluso hay quien afirma  que Hamas   es el brazo armado de esta corriente creada para  hacer frente a la ocupación Israel. .Los intentos de satanización de los palestinos encuentra eco en algunos medios  políticos del país del Nilo, sobre todo entre aquellos que mantienen una visceral oposición a los HH.MM. y pretenden la destitución del presidente Mursi, cabeza visible de este Movimiento.

En primer lugar debemos decir que Hamas no dispone de siete mil combatientes, ni capacidad logística  para infiltrarlos a través de los túneles,  y  transpórtalos hasta la Plaza de Tahrir, o el palacio presidencial al Itihadía, a lo largo de 400 km de distancia, cruzando el desierto del Sinaí, el canal de Suez,  para llegar a el Cairo, todo ello sin que sean advertidos por los cuerpos de seguridad egipcios. Plantear este asunto en estos términos supone no solo una  burla a  los eficaces servicios de seguridad del país, sino una humillación de Egipto y su sistema de seguridad nacional. 

El Movimiento de los Hermanos Musulmanes de Egipto que aglutina a decenas de millones de militantes y simpatizantes dentro del país, no necesita un puñado de combatientes de la Franja de Gaza, sometida a un bloqueo total para proteger a sus intereses. Hay que señalar que Hamas nunca ha enviado a un solo combatiente para realizar actos de sabotaje en Egipto, ni siquiera  durante la presidencia de Mubarak, que no ocultaba su hostilidad y por lo tanto resulta inconcebible que lo haga bajo la presidencia de Mursi que le profesa cierta simpatía y consideración, como lo ha  demostrado con los  intentos de romper o al menos relajar  el bloqueo de Gaza.

Cabe recordar que esta  campaña de intoxicación y difamación cuyo objetivo sembrar la discordia entre los dos pueblos, el palestino y el egipcio, no es la primera en este sentido, hace unos meses  asistimos a otra campaña  más diabólica , si cabe, con la difusión de una supuesta iniciativa para la reagrupar los habitantes de Gaza en el Sinaí, después de arrebatarlo a los egipcios, se decía entonces que los hermanos musulmanes de Egipto estaba de acuerdo con dicho plan, los autores de dicha falacia habían sostenido incluso que  la financiación de esta iniciativa  estaba garantizada por organismo internacionales.

Los autores de estos rumores y sus voceros persiguen sembrar la discordia, aprovechando los sentimientos del pueblo egipcio, su oposición a cualquier tipo de injerencia y a su tenaz defensa de su independencia, algo que admiramos.

La  respuesta a estos provocadores y autores de estas cizañas, hay que hinca pie en  la firme oposición  de los habitantes de Gaza contra todos ofrecimientos que se les habían hecho para canjear su tierra por otra. Recordemos la oferta que les hizo por el difunto presidente Jamal Abdel Naser, en marco de su política panarabista y de fraternidad,  para establecerse en el Sinaí, en el marco de su proyecto de desarrollo de desierto, como forma de absorber millones de parados egipcios y palestinos.

En los ocho años que dura el bloqueo asfixiante israelí contra la Franja de Gaza,  no se han podido documentar un solo caso de abandono de Gaza para establecerse al otro lado de la frontera, a pesar de las oportunidad que les  ofrecen los túnales.

Recordamos que los israelíes después de la ocupación del Sinaí y la franja de Gaza a raíz de la guerra del 1967, montaron un campamento que extendía a través de la frontera de Gaza con el Sinaí, llamado el campamento de Canadá, por estar ubicado el campamento de las fuerza de paz canadiense establecida en la región en virtud de los acuerdos del alto el fuego  después de la guerra del 1948. Cuando Israel se retiró de la zona en aplicación de los acuerdos de camp David, la principal demanda de los palestinos residente en la parte egipcia de dicho campo de refugiado fue retornar a Gaza. Esto es una demostración clara de que los palestinos son obstinado en defender su derecho a volver a su tierra, nunca aceptará su canje por otro territorio.  Esto no debe interpretarse como un rechazo hacia Egipto sino al contrario, una muestra del  reconocimiento,  el cariño y el respeto que sienten hacia Egipto y su pueblo.

La hostilidad contra los palestinos es constante sobre todo a partir de la firma de los acuerdos de Camp David. Estas hostilidades no  han distinguido entre los partidarios de al Fatah o Hamas. Veinte años  antes de que existiera Hamas, o sea desde la visita de difunto presidente egipcio Anwar el Sadat a Jerusalén, y la firma los humillantes  acuerdos de paz, se filmaron multitud de películas egipcias cuya temática era provocar  el rechazo contra los palestinos. Muchas las  películas difundían la idea de que los palestinos poseen mansiones en Jordania y los países del Golfo y disfrutan de una vida acomodada, comparados de los egipcios que estaban en la miseria. En plena guerra de liberación de Kuwait, incluso después, muchos articulistas de la prensa egipcia y tertulianos televisivos y radiofónicos, retomaron su campaña de hostigamiento  contra los palestinos, acusándoles esta vez de poner obstáculos ante los egipcios, impidiéndoles el acceso a los trabajos en los países del Golfo.

No tenemos duda que  los autores  de estas campañas de odio hacia el palestino son los fieles del corrupto régimen anterior, derrocado por  la heroica revolución.  En este momento vuelen a inocular su veneno aprovechando la división de la sociedad egipcia, sin importarles las consecuencias ni  la  amenaza su unidad nacional y el derrumbe del estado si no se consigue aislar estos alborotadores  y atajar  los  peligros con rapidez. Recordemos que estos elementos que  han sobrevivido al  régimen anterior son los mismos  que señalaron con el dedo acusador a los que llamaron “infiltrados a través de los túneles”, como  responsables de la explosión de la iglesia de los Santos en Alejandría, acaecida meses antes de la caída de Mubark. Las investigaciones de  aquel acto criminal confirmaban la responsabilidad Habib al Aadli, ex ministro del interior del régimen de Mubarak y sus secuaces  como  verdaderos autores materiales  de la  masacre de la iglesia de Alejandría, cuya   intención era  de provocar una guerra civil en el país.

Nunca tuve la  intención de escribir este artículo confiado en el buen juicio  del pueblo egipcio, en relación a estas patrañas, estaba absolutamente confiado  de que los egipcios son conscientes  y capaz de discernir las falacias, pero me vi obligación de responder a raíz de recibir una llamada de una colega del periódico al Ahram, me llamó  enojada, reprochándome lo que calificaba alineación de los palestinos contra el pueblo egipcio. Pensé, si una experimentada periodista como mi colega, que ama Palestina como la mayoría de los egipcios y que participó en manifestaciones contra el bloqueo de Gaza  y en las campañas de ayuda humanitaria a la población de la Franja , incluso fue golpeada por los antidisturbios del régimen anterior, pueda creer estas patrañas e invenciones, ¿cómo no iban a dudar al menos millones de sencillos  egipcios, con escaso nivel cultural, y que son el objetivo principal de los canales de televisión , que siguen añorando el desaparecido régimen?.

Nosotros, los palestinos; amamos a Egipto, y le consideramos la locomotora que debe  conducir la Umma Árabe hacia la salvación, por el camino hacia la verdadera  independencia, para dejar de  ser  un simple apéndice irrelevante en el escenario internacional  durante el último siglo. Nuestro cariño hacia Egipto no depende del gobernante de turno, aunque nos alegraría mucho que este gran país  tenga una presidencia  eficaz, capaz de preservar los intereses de su pueblo, y nos entristece  si es un presidente corrupto  y mal gobernante, en este caso estaremos al lado del pueblo en la misma trinchera,  aunque fuera sentimentalmente.

El pueblo palestino estará siempre al lado del pueblo egipcio, deseándole la estabilidad, el progreso y  la superación de  su crisis con el mínimo daño posible. Pedimos a los auguremos de la maldición del faraón, que tenga piedad de nosotros, de su propio  pueblo antes que  nosotros, para poder hacer frente a los maquiavélicos planes y su magia negra. Estamos completamente seguros de que estas voces  no representan a Egipto ni a su noble  y generoso  pueblo.

Twitter:@abdelbariatwan

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Bienvenidos / Welcome / Bienvenue / اهلاً و سهلاً بكم

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: