Carta del prisionero Samer Al-Issawi


Solidaridad con Samer Al-Issawi y sus compañeros en huelga de hambre en las cárceles israelíes

clip_image002

Samer Al-Issawi, prisionero palestino en las cárceles israelíes, está en huelga de hambre desde el 1 de agosto del 2012, su vida corre peligro y su salud se está deteriorando dramáticamente a consecuencia de las pésimas condiciones en la cárcel y su huelga de hambre.

Samer fue liberado el 18 de octubre del 2011, tras diez años de encarcelamiento bajo la acusación de formar parte del Frente Democrático Para la Liberación de Palestina (FDLP), fue uno de los 1027 palestinos liberados en el intercambio de prisioneros de octubre 2011.

Samer fue arrestado nuevamente el 7 de julio de 2012 y el 1 de agosto del 2013 comenzó su huelga de hambre.

Samer, en su último mensaje, afirmó su voluntad de seguir la huelga hasta su libertad o caer mártir por la libertad y la dignidad de los presos palestinos.

Junto a Samer hay tres prisioneros palestinos en huelga de hambre: Ayman Sharawna, Jaafar Ezzeddin y Tareq Qaadan.

Israel violó el Acuerdo de intercambio de prisioneros, patrocinado por Egipto, volviendo a arrestar a Samer Al-Issawi y a decenas de otros prisioneros palestinos liberados.

 

Samer Issawi: No voy a retroceder, soy dueño de derechos

27 de febrero del 2013

clip_image004

Carta del prisionero Samer Al-Issawi, proveniente del Ministerio de los Prisioneros:

Me dirijo con admiración a las masas de nuestro heroico pueblo palestino, a nuestra dirigencia palestina, a todas las fuerzas, partidos e instituciones nacionales e internacionales. Los saludo por permanecer en nuestra lucha en defensa de nuestro derecho a la libertad y la dignidad.

Extraigo mi fuerza de mi pueblo, de toda la gente libre del mundo, de los amigos y familiares de los prisioneros que continúan día y noche cantando por la libertad y el fin de la ocupación.

Mi salud se ha deteriorado dramáticamente y estoy suspendido entre la vida y la muerte. Mi débil corazón está colapsando pero aún soy capaz de tener paciencia y continuar la lucha. Mi mensaje es que continuaré hasta el final, hasta la última gota de agua de mi cuerpo, hasta el martirio. El martirio es un honor para mí en esta batalla. Mi martirio es mi bomba restante, en la confrontación con los tiranos y los carceleros, en la cara de la política racista de la ocupación que humilla a nuestro pueblo y utiliza contra nosotros todos los medios de opresión y represión.

Digo a mi pueblo: Soy más fuerte que el ejército de ocupación y sus leyes racistas. Yo, Samer Al-Issawi, hijo de Jerusalén, envío a ustedes mi última voluntad, que en caso de caer mártir, llevarán mi alma como un grito por todos los prisioneros, hombres y mujeres, un grito por la libertad, la emancipación y la salvación de la pesadilla de las prisiones y su dura oscuridad.

Mi batalla no es sólo por la libertad individual. La batalla librada por mí y mis heroicos compañeros, Tareq, Ayman y Jaafar, es la batalla de todos, la batalla del pueblo palestino contra la ocupación y sus prisiones. Nuestro objetivo es ser libres y soberanos en nuestro estado liberado y en nuestra bendita Jerusalén.

Los débiles y esforzados latidos de mi corazón derivan su tenacidad de ustedes, el gran pueblo. Mis ojos, que empezaron a perder la visión, reciben la luz de su solidaridad y su apoyo. Mi débil voz toma su fuerza de su voz que es más fuerte que la del guardián y más alta que los muros.

Soy uno de sus hijos, entre miles de hijos suyos que están prisioneros, todavía languideciendo firmemente en las prisiones, esperando por fin despertar de su pesadilla, sus dolores y el sufrimiento de sus familias.

Los médicos me dijeron que quedé expuesto a un accidente cerebrovascular a causa de mi disritmia cardíaca, la escasez de azúcar y la baja presión. Mi cuerpo está lleno de frío y no puedo dormir por el continuo dolor. Pero a pesar de la extrema fatiga y los crónicos dolores de cabeza, como me muevo en mi silla [de ruedas], estoy tratando de convocar todos mis recursos para continuar el camino hasta el final. No hay vuelta atrás, sólo con mi victoria, porque soy dueño de derechos y mi detención es inválida e ilegal.

No tengo miedo por mi corazón si se detuviera, no tengo miedo por mis manos si se paralizaran. Todavía estoy vivo ahora y mañana y después de la muerte, porque Jerusalén se mueve en mi sangre, en mi devoción y mi fe.

Palestina 16 de febrero del 2013

Esta carta se publicó (en árabe) el 16 de febrero en la página Shirin Issawi en Facebook. Traducida al Inglés y hebreo por Free Haifa.

Por favor, comparta y actúe en todas partes para salvar a Samer Issawi y a todas las personas que fueron encarceladas por luchar por la libertad.

 

 

Anuncios

, , ,

  1. Deja un comentario

Bienvenidos / Welcome / Bienvenue / اهلاً و سهلاً بكم

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: