El asunto Madoff


El asunto Madoff: Modo de empleo para anti-sionistas perplejos.

Por Israel Adam Shamir

Traduce: Gwénaëlle Taffin – TunSol

clip_image002

 

El “antisemita” que duerme en cada ser dotado de pensamiento, podría vacilar en cuanto a las conclusiones que sacar del Asunto Madoff. ¿Tenemos que alegrarnos o poner mala cara? A la lectura de los periódicos judíos, se podría pensar que los que llamamos los “antisemita”, es decir, la gran mayoría de la humanidad según las fuentes judaicas (“cavad debajo del goy y encontrareis un “antisemita””) viven una explosión de alegría

Bradley Burston ha insistido en Haaretz: ” Para los verdaderos anti-sionistas, es Navidad antes de hora, este año. El nuevo Papa Noél se llama Bernard Madoff. Es el deseo más fuerte que se realiza. La nación aria, en lo más alto de sus delirios, nunca hubiera podido imaginar tal asunto”. Y el ADL de confirmar: “El día de gloria ha llegado para los anti-sionistas, ya lo sabemos, no van a dejar de explotar el asunto.”.

Se podría pensar que los mega-estafadores judíos son una especie escasa, como los cuervos blancos. Pero nada de eso. El profesor William Pierca ya había formulado una observación clave hace unos cuantos años: “Los judíos no son los únicos estafadores, pero son, sin lugar a duda, los peores. Si se oye hablar de una estafa de $100 000, se puede tratar de cualquiera. Si se oye hablar de una estafa de $100 millones de dólares, puede uno estar seguro que se trata de un judío”. Así que tratándose de un malversaciones de 50 miliares… imaginaros….

Pierce recordaba a sus lectores el caso de Michael Milken, de Ivan Boesky, de MartySiegel, de DennisLevine y del escandalo interno que estuvo a punto de hundir Wall Street hace unos doce años, y que, por otra parte, a llevado a la bancarrota a decenas de miles de Americanos normales que perdieron sus ahorros tras la manipulación artificial de la bolsa de valores. Cada uno de los protagonistas que había sido implicado en el escandalo, era judío

“¿Os acordáis de la catástrofe de las Cajas de Ahorros y de sus prestamos, en los años 80, que acabo por costar al contribuyente americano 500 millares de dólares? El desplome de esta industria fue causado principalmente por enormes inversiones en “acciones dudosas” practicadas por una gran cantidad de Cajas de Ahorros. Y e personaje que estaba detrás de estas” acciones dudosas”, el genio de la finanzas que les había convencido de comprarlas, no era otro que Michael Milken”

Se puede afinar su conclusión: Los grandes estafadores y tiburones no son obligatoriamente judíos pero son personas, todas, dedicadas a causas judías, que se trate del culto al Holocausto o de la causa sionista. En materia de acción caritativa, un delincuente americano, que sea goy o judío, no se preocupa ni de los americanos pobres, ni de los africanos hambrientos, da su óbolo a la causa judía. Es lo que ocurría con Madoff. Ha contribuido muchísimo en todo tipo de causas judías, y por este mismo, no podía ser otra cosa que un despreciable (Ver en mi libro Pardés [1], el capitulo “el hombre que estaba por encima” mis explicaciones detalladas)

Retomamos: ¿Porque el anti-sionista tendría que alegrarse de la caída de Madoff, cuando es un golpe tan clásico como el levante del sol todas las mañanas? Sería porque había “un gran número de judíos famosos de la diáspora entre sus victimas, incluido el Premio Nobel ElieWiesel, el realizador Steven Spielberg y e magnate de la inmobiliaria Mortimer Zuckerman” como lo dio a conocer el Wall Street Journal

James Petras piensa que tendría que ser más bien una decepción para los anti-sionistas.”Madoff acaba de dar una gran bofetada a los anti-sionistas que pretenden que hay conspiración estrecha de los judíos entre ellos para timar a los gentiles”, y que esto debería acabar de una vez con esta mentira. Entre las principales victimas de Bernard Madoff, encontramos colegas y amigos judíos de los más cercanos, gente que compartía sus comidas de Shabbat y que frecuentaba los mismos templos de la alta sociedad en Long Island et en Palm Beach (Adjunto el texto de Petras en anexo)

Es también el punto de vista de Michael Hoffman: «El enorme timo de Madoff estropea el estereotipo de los odiadores de judíos: de esto judíos que se pasan el tiempo robando a los gentiles y de sacar provecho del pillaje como comunidad, pero es dar prueba de una ignorancia patética. Al contrario de la opinión recibido, el judaísmo no es bueno para los judíos. Incluso si empiezan en engañar a los gentiles, tarde o temprano acabaran desangrándose los unos a los otros” Hoffman va aun más lejos y concluye: “Las principales victimas del judaísmo no son los gentiles sino los mismos judíos”

Hay motivo para dudar, antes de desengañar tan noble corazón. La aseveración generosa de Hoffman es seguramente justa a cierto nivel de espiritualidad, pero la estrategia judaica, a medio plazo, es perfectamente ganadora en el plan de la práctica. De bancarrota en bancarrota, de timo en timo, de un fraude al seguro a otro, la riqueza resultante al nivel de la comunidad judía no hace más que crecer y esto gracias a la filantropía judía entre judíos. Por supuesto, Spielberg y lo que llaman la UNIVERSIDAD YESHIVA han perdido alguna liquidez en la debacle, pero, por otro lado, son millares de dolares que han sido atraídos hacía la comunidad judía, ¡y que se quedan allí! Se puede considerar Madoff como un kamikaze: se ha hecho explotar financieramente, y las pérdidas inmediatas por un puñado de inversores judíos no son más que daños colaterales. Pero lo esencial, el resultado de las corridas, es el traslado permanente de la riqueza de los goys hacía los judíos

Como de costumbre, “les cris d´orfraie” *(gritos de indignación desproporcionados en comparación a la realidad) sobre el antisemitismo, sirven a perdernos en cuanto al fondo.

Se nos cansa con los inversores judíos, pero la mayor parte de los “pigeons filoutés” *(tontos engañados) por Madoff eran no-judíos, como lo ha hecho observar con mucho juicio, Leo Schmit, corresponsal de Peter Myers en Kandahr, en Afghanistan. “La mayoría de los despistados engañados por Madoff eran personas, bancos, fondos de inversión y empresas non judías. Es obvio que las fundaciones judías no son las más alcanzadas, es totalmente falso. El daño que han sufrido se tiene que medir en comparación a los daños causados a muy numerosas instituciones financieras, fondos, y firmas, cuya lista ha establecido Henri Blodget.”

Y en efecto, los inversores americanos judíos, al contrario a los europeos non-judíos y a sus bancos, recuperaran su aportación, gracias al esquema del gobierno de protección del fraude actualmente en vigor.

Conclusión: los anti-sionistas no tienen ninguna razón de alegrarse. Un judío que tima, se ve todos los días, un judío sin delicadeza que sale adelante, es igual de banal. ¡Los judíos no son perdedores, han ganado! Sus lamentaciones y su pesar son tan de fiar como las cuentas de Madoff. El profesor Petras se ha alegrado demasiado pronto, cuando escribió “Esto hará menos liquidez para financiar las campañas de la AIPAC para hacer presión sobre el Congreso y para las campañas de propaganda en favor de un ataque militar preventivo sobre Irán”. No tan de prisa, ¡amigo Jim! Incluso si algunas organizaciones judías y sionistas han realmente perdido algo, la suma total de los valores judíos han aumentado todavía más, y esta nueva riqueza va de nuevo encontrar camino hacia el lobby sionista y demás. ¿Tenemos que concluir que no se puede hacer nada? Por supuesto que no, porque donde hay voluntad, hay soluciones.

Sería muy desleal confiscar fondos privados a individuos judíos inocentes, a titulo de compensación para las pérdidas provocadas por delincuentes judíos, pero en cuanto a lo que se refiere al “pueblo judío” es de guerra justificada. Actualmente, estos inmensos valores son bienes de mano muerta, como lo eran las propiedades de la Iglesia en la Edad Media. De mano muerta o amortizados significa que no se puede iniciar un procedimiento hipotecario contra estas propiedades. Todas las perdidas son para vosotros, mientras sólo los beneficios les pertenecen. Tal régimen es demasiado bonito para dura para siempre. La reforma no hubiera nacido nunca si no hubiera reinado este estatuto privilegiado para los bienes de la Iglesia. Los príncipes finalmente expropiaron a la Iglesia, porque, de otra forma, se hubiera hecho demasiado poderosa y hubiera quitado su propia dominación económica.

Estos valores están controlados por otros Madoff y otros dirigentes sionistas que no hemos pillado aun con la mano en el saco. El Fondo Nacional Judío (FNJ) es una multinacional que actúa en una docena de países del mundo entero. Recibo millones de dólares de ricos judíos del mundo entero. Y se trata en gran parte de contribuciones exentas de impuestos. La meta del FNJ es de comprara y desarrollar territorios exclusivamente para judíos. El FNJ alquila sus tierras sólo a los judíos” dice nuestro amigo Jonathan Cook de Nazareth, que ha descrito el FNJ como una institución racista con una riqueza y un poder inmensos. El FNJ ha recibido financiación de Madoff, y sobretodo, la otra gente que había puesto su dinero en dispositivos instalados por Madoff han contribuido también al FNJ.

Otro cuerpo en mano muerta que tiene grandes valores, es la Conferencia sobre las reclamaciones materiales judíos contra Alemania. Esta institución, según Haarezt, ha recibido millares de dólares empeñados sobre bienes inmobiliarios en Alemania del este, en aplicación de una clausula de la ley alemana que reconoce está última como propietaria de todo aquel que hubiera podido pertenecer a victimas del Holocausto, sin herederos. No os preocupéis, de todas formas, estos dineros no sirven para socorrer el más mínimo anciano judío. Haaretz os lo explica con letras grandes: “Los sobrevivientes del Holocausto no reciben sino las migas de las reparaciones”. Esta montana de liquidez tendría que servir para indemnizar a los gentiles timados.

Ya que estamos, habría que hacer pagar todas estas instancias comunitarias judías, no sólo por las perdidas, dentro de lo que cabe leve, provocadas por Madoff, sino por los abismos provocados por Alan Greenspan, que no jura sino por el Talmud, y su colega de Yeshiva Ben Bernanke. No tenemos ninguna razón por odiar a Alan Greenspan o para calificarle de enemigo público número uno: bastará con tomar la contraparte  de sus delitos: la transferencia en masa de las riquezas desde el bolsillo de los Americanos normales a los muy ricos, y de estos a la caja de las causas judías diversas.

Entre ellas, el centro Simon Wiesentha para la tolerancia tendría que ser nuestra diana predilecta: esto salvaría Jerusalén de la monstruosidad que esta organización se propone de edificar en el centro de Jerusalén, por encima del cementerio de Mamilla (Según las normas de la tolerancia vista por Simon Wiesenthal, tenéis que aplaudir las leyes que os acallan y el bombardeo a Irán)

La expropiación de estas entidades no hará ni un rasguño a ninguna persona honesta de origen judía. Al contrario, esto reducirá a la nada la principal razón del antagonismo entre judíos y no judíos. Los judíos aprenderían que no existe ningún fondo protegido para cuidar de sus viejos tiempos y reconocían que están en el mismo barco que sus conciudadanos y amigos no judíos. El lobby judío encogería hasta proporciones naturales, digamos, las del lobby cubano en Miami, y los Estados Unidos recobrarían salud.

Nosotros, los Israelíes, seríamos los más grandes beneficiarios de tal cambio. Isaac Deutscher asignaba las tendencias negativas en Israel a la influencia de los judíos americanos híper ricos: “Un judío americano es extremadamente orgulloso de pertenecer al pueblo elegido, y en Israel ejerce su influencia en favor del obscurantismo religioso y de la reacción. Es él que alimenta el espíritu de supremacía y de exclusión racial talmúdica. Y es lo que nutre y aviva el antagonismo hacia los Árabes”. Si les toca a ellos pagar por sus fechorías, no sólo los “antisemita”, pero los judíos también son los que van a tener buenas razones de alegrarse.

http://www.israelshamir.net/French/Affaire_Madoff.htm 

 

 

 

 

Grupo TunSol

 

 

 

Anuncios

, , ,

  1. Deja un comentario

Bienvenidos / Welcome / Bienvenue / اهلاً و سهلاً بكم

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: