− El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia aplaude la reanudación del proceso negociador entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina, aunque los expertos expresan asombro ante el hecho de que los únicos mediadores sean los estadounidenses. ¿Y el cuarteto internacional, integrado, aparte de EEUU, por Rusia, la UE y la ONU?

 Desde luego, esto suscita preocupación, pero en todo caso, no dependió de los palestinos. La responsabilidad recae sobre los propios integrantes del cuarteto. Todo el mundo fue testigo de los esfuerzos empeñados por el Secretario de Estado de EEUU, John Kerry. Los demás mediadores también pudieron dar muestras de cierta movilización y definir su papel en el futuro proceso negociador. Lamentablemente, todos se limitaron a observar los esfuerzos de John Kerry, esperando el resultado. Cuando sus esfuerzos alcanzaron un resultado positivo, EEUU tomó este proceso bajo su control, anunciando que Israel y la Autoridad Nacional Palestina sostendrían negociaciones directas con la mediación y bajo control de EEUU. ¿No socavaría esto el prestigio del cuarteto? Pero EEUU es uno de sus integrantes, así que en un futuro, podría incorporar en el proceso negociador a los demás. No se descarta que los demás integrantes del cuarteto también se incorporen al proceso, sobre todo, en caso de ocurran avances. Ya se ha analizado el papel que podría desempeñar el enviado especial del cuarteto, Toni Blair, exprimer ministro británico, en la solución de los problemas económicos, relacionados, en particular, con la prestación de asistencia a Palestina. 

 − O sea, ¿el cuarteto se encargará de los asuntos económicos?

 Considero que el cuarteto no debe limitarse únicamente a la problemática económica, debe ocuparse de todos los temas políticos que incluyen las fronteras, la seguridad, el estatuto de Jerusalén, los asentamientos judíos, los refugiados palestinos, la distribución de los recursos hídricos. Toda la comunidad mundial, ante todo, el cuarteto deberán aplicar notables esfuerzos para que las negociaciones tengan éxito. Por la sencilla razón de que a medida que avancen las negociaciones, se incrementarán las tareas a cumplir para expertos internacionales de diverso perfil. 

 −¿Qué pasos concretos espera Ud. de Rusia?

 Atribuimos mucha importancia a las relaciones con Rusia. Siempre hemos informado a los máximos dirigentes de Rusia sobre la marcha de las negociaciones. Quisiéramos fomentar nuestras relaciones y consideramos importante que también en lo sucesivo Rusia esté al tanto de la marcha de lo que ocurre en las negociaciones. Por su parte, según entendemos, Moscú quisiera nombrar a sus enviados especiales para que sigan de cerca el desarrollo de este proceso. 

 −Las primeras reuniones entre las delegaciones israelí y palestina se han celebrados estos días en Washington. ¿Dónde y cuándo se va a efectuar la próxima ronda?

 Por el momento, efectivamente, han sido precisamente reuniones, en las que se debatió dónde y cómo se celebrarían las negociaciones, qué papel desempeñaría EEUU. Se ha decidido que las negociaciones empezarán después de que termine el Ramadán. Inmediatamente después de este mes de ayuno musulmán, tendremos varios días festivos que durarán hasta el próximo miércoles, 11 de agosto, luego de lo cual se iniciarían las negociaciones palestino-israelíes. 

 −¿Dónde se celebrarán?

 En Jerusalén o Jericó. O alternativamente, en Jerusalén y Jericó. Si se celebran en Jerusalén, ¿entonces, en qué parte: Este u Oeste? Es importante que las negociaciones se celebren alternativamente, en suelo israelí y palestino. 

 Ud. ha mencionado tantas cuestiones litigiosas que involuntariamente surgen dudas en cuanto a la posibilidad de resolverlas todas. ¿Es cierto que la atención se centrará en las futuras fronteras de Palestina?

 Se analizarán todas las cuestiones litigiosas. Hemos acordado que en una primera etapa se discutirán las fronteras y la seguridad. Pero las fronteras de Palestina no podrán demarcarse sin analizar el problema de Jerusalén y los asentamientos judíos. Existe un acuerdo preliminar de resolver cada asunto concreto en interrelación con los demás problemas. 

 − ¿Y qué actitud hemos de adoptar hacia el movimiento palestino Hamás que siempre ha recelado de esta clase de negociaciones?

 Hamás ha dado su valoración a la reanudación de las negociaciones, y nosotros respetamos su punto de vista. De todas formas, el presidente de la Autoridad Palestina dispone de todos los poderes para mantener negociaciones en nombre del pueblo palestino. A este respecto, existe un acuerdo de principio con Haled Mashal, dirigente del Buró Político de Hamás. Pero cualquier acuerdo que se logre con los israelíes, se someterá a consulta pública en Palestina. Nos proponemos respetar este acuerdo. 

 − ¿Palestina no ha renunciado a su aspiración de ser miembro de pleno de derecho de la ONU?

 Continuamos aplicando esfuerzos porque el Estado de Palestina sea admitido en la ONU, pero estamos conscientes de que el Consejo de Seguridad afronta determinados problemas en esta relación. A la admisión de Palestina se opone EEUU. Algunos otros miembros del Consejo de Seguridad tampoco apoyan la admisión, mientras que necesitamos, como mínimo, nueve votos a favor de los quince. Ahora hay esperanza de que una nueva edición de las negociaciones propicie nuestro ingreso. 

Leer más: http://spanish.ruvr.ru/2013_08_01/Palestina-Israel-negociaciones-conflicto-EEUU/
Nota: Las opiniones expresadas por el autor no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción de La Voz de Rusia.