Los presos palestinos y la sombra del Mayordomo


image

Mundo – Cultura y Espectáculos – Tecnología – Salud – Ciencia – Medio ambiente – Sociedad

Editorial de PALESTINA HOY13 de octubre 2013Por: Abdo Tounsi – TunSol

Los presos palestinos y la sombra del Mayordomo

image

Las noticias: “Dos mil presos palestinos secundan la huelga de hambre en las cárceles/ Indignados palestinos por estado de salud de presos”

Hay casi 4.800 palestinos, entre ellos 14 mujeres y por lo menos 320 niños, que permanecen encarcelados en centros de detención israelíes en clara violación de los derechos humanos. Al menos 1.200 presos palestinos con diversas enfermedades que permanecen detenidos en cárceles sionistas, incluyendo 44 pacientes con cáncer.

En la historia moderna de los Estados actuales del mundo, hubo para quien la violación de los DDHH era una práctica habitual que desde el mal llamado “mundo libre” se alzaban voces en contra. Lo más llamativo, era que la cuna de este mundo fue el más flagrante violador de estos derechos, me refiero a EEUU que sus leyes, acorde a una manera de vivir de sus ciudadanos, tenían un apartheid declarado legal, que se practicaba contra una minoría muy importante y muy productiva del país, los negros, que aunque en muchos estados dejaban de ser esclavos, seguían siendo objeto de abusos y esclavitud encubierta.

El apartheid con leyes casi sagradas para la inmensa mayoría blanca, hacían que unos seres humanos estuvieran por debajo de los animales en la escala de valores sociales. Matar un “ciudadano” negro por parte de un ciudadano “blanco” no se consideraba crimen y por lo tanto no tenía castigo. Si no fuera por la necesidad económica de esta mano de obra barata, no hubiera quedado hoy en día, ni la décima parte de esa población llamada de “color” (como si el blanco no lo fuera)

La situación se refleja bien en la historia del Mayordomo (una película hecha a medida de los Oscar) donde la industria cinematográfica norteamericana saca buen provecho, hasta enseñando las vergüenzas (siempre ellos triunfando) La historia despertó en mí como es natural la indignación, pero no más allá de la que siento a menudo a través de los cientos de miles de historias de injusticias y violaciones de los DDHH, que comete el ser humano contra su semejante. Pero sí me indignó en la manera en que veía que la historia transcurría en las mismísimas galerías de la Casa Blanca, como si el personaje no fuera más que un robot, sin venas ni sangre.

El mayordomo había visto morir a su padre delante de sus propios ojos, a manos del amo de la plantación de algodón en el sur. Después fue educado para ser siervo o mejor dicho “negro domesticado” como lo definían los del otro color, terminando al servicio de los inquilinos de la Casa Blanca desde Eisenhower hasta Reagan. Durante este tiempo la involucración de su hijo en las protestas contra el apartheid racial en EEUU y sobre todo en el sur, le saca de sus casillas reafirmándose para lo que fue criado: siervo de blancos.

 Forest Whitaker el actor que encarna el personaje lo hace muy bien, pero mientras lo veía me preguntaba ¿Si él y los de su raza como ciudadanos de ese país que sufrieron en su carne la discriminación, no eran capaces de ver a otros en semejante situación? tenemos muchos ejemplos de ellos en las distintas administraciones de EEUU, siendo libres seguían sirviendo al hombre blanco en su afán de dominar al resto de la humanidad, llegando a convertirse en la sombra de ellos. Esa sombra que se proyecta hasta llegar a los rincones más recónditos del planeta.

El mayordomo de la Casa Blanca pudo ver la realidad de su situación y la de su gente “de color” casi al final de su vida, reconciliándose con su hijo luchador de libertades y llegar a hacer campaña por un presidente negro como él, el Sr. Obama. Bien por el mayordomo ¿Pero por qué su sombra de hombre servil de los “blancos” sigue proyectándose a todos los que llegan a esa casa, cerrando los ojos a las realidades de las injusticias en el mundo? Ejemplo claro, la más que convivencia del Sr. Obama con el Apartheid sionista en Palestina y con la más injusta de las situaciones de unos seres humanos, los presos palestinos, que están pagando desde hace décadas con sus huesos en las mazmorras del sionismo, solo por el hecho de luchar por el mismo derecho que luchaban estos seres llamados de color en EEUU, ser libres de un apartheid que les condena a vivir en su propia tierra enjaulados.

Esa sombra persigue a los presos palestinos, estando a miles de kilómetros de su foco de proyección.

image

Anuncios

, , , , , ,

  1. Deja un comentario

Bienvenidos / Welcome / Bienvenue / اهلاً و سهلاً بكم

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: