Funambulista Patosa: La niña Palestina del Abrigo Rojo


La niña Palestina del Abrigo Rojo

Parada en una calle desierta

En una esquina de Palestina

En el refugio de una herida abierta

Tan pequeña, mirando a la nada

Tan estremecedor como el rocío de la madrugada

Su seriedad es el brillo del filo de una espada.

 

Recogiendo los susurros de los escombros

Camina por los ecos de su pasado

El peso de un futuro oscuro a sus hombros

Con la nostalgia de algún sueño aniquilado.

 

Parada en una calle tranquila

En un rincón de Palestina

Arrastrando su abriguito rojo

Vigilando nuestros pasos de reojo

 

Quizás siempre vigilante, su piel erizada

Parece estar parada mientras el mundo gira

Con el susurro de la muerte en su mirada

Más allá del horizonte sus ojos maduros miran

Hebron no olvida sus calles bombardeadas.

 

No existe un ápice de temor

No es esclava de nadie

Su abrigo rojo guarda su calor

La mujer que un día será depende de un futuro en el aire.

 

Obviando ansias fanáticas de poder

La más libre de un campo de refugiados

El recuerdo de los eternos olvidados

Los pulmones, que hicieron sordas las bombas, al nacer.

La ternura en una calle de Palestina

La puesta en evidencia de aquel que les domina

 

Tan dura como la corteza de un olivo

Tan frágil como sus ramas ardiendo

Tan triste como un rebelde cautivo

Tan esperanzadora como el sol amaneciendo

Tan hermosa como ver niños jugar sin miedo

Tan brillante como Jerusalén contra el cielo.

 

El corazón de Palestina brilla en el rojo de su abrigo

Ella lo agarra con fuerza,

Las banderas provocando al viento son testigos.

 

Tiene los pantalones manchados de tierra

La tierra de su pueblo,

Una mirada suya detendría mil guerras

Su cabello agarrado ansía alzar el vuelo

Como las familias de los mártires muertos.

 

Una de tantos niños palestinos

Corriendo por sus calles limpian los horrores del enemigo

Y es que no hay colono que ocupe un corazón así

Jamás habrá motivo para apuntar a un niño con fusil.

 

Hablarán  del “odio palestino”

Para no llorar cada anochecer

Por matar niños y cerrarles el camino

Aquellos que un día sufrieron hoy levantan muros al atardecer.

 

Verla caminar tranquila

Es el terrorismo del que habla Israel

Quizás un día le roben la infancia

Con las cadenas que amenazan su suave piel

 

Ella es el motivo y el fuego de la Intifada

Oír a un niño llorar en una cárcel

Justifica cualquier piedra lanzada

Ese es el gran crimen del gigante cruel,

 

Sus ojos mirando a la nada

Son la bomba que derribará el muro

Y en los dibujos que guarda

se escribe el sueño de un frágil futuro.

 

Tan pequeña como Cisjordania

Tan hermosa, imposible ignorarla

Si pasara por un chekpoint caminando

Se pararía el mundo que la está olvidando.

 

La niña palestina del abrigo rojo

No mira de frente a la cámara, mira de reojo

Porque la libertad la guarda en el brillo de sus ojos

 

Que al mundo también recuerde

a la niña Palestina del abrigo rojo.

—————–

vía Funambulista Patosa: La niña Palestina del Abrigo Rojo.

, , , ,

  1. #1 por Raquel el 17/02/2012 - 9:50

    Gracias por leerlo y considerarlo para una publicación en tu blog 😉

Bienvenidos / Welcome / Bienvenue / اهلاً و سهلاً بكم

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: